En busca del derecho a la ciudad

MANUEL SERRANO

El Movimiento 15M ha trasladado a la palestra informativa el debate sobre la necesidad de una democracia real, en la que los políticos sirvan a los intereses de los ciudadanos. La creación de asambleas en las principales plazas de los municipios españoles demuestra el anhelo de muchos habitantes del país por tomar partido en decisiones reservadas a los gobernantes.

 El urbanismo es una de esas cuestiones que no escapa al interés general. En Alicante, existen dos asuntos en materia urbanística que preocupan especialmente a la ciudadanía. Por un lado, los desequilibrios sociales y económicos producidos como consecuencia de la ruptura de la burbuja inmobiliaria. Por otro, las posibles irregularidades en la elaboración del PGOU de la ciudad, estudiadas por los tribunales en la investigación del ‘Caso Brugal’.

Leer más de esta entrada

Anuncios

Funambulismo comercial

El Gran Vía (1998) fue el primer centro comercial construido en Alicante

MANUEL SERRANO

Corría noviembre de 1998 cuando Alicante vivió el nacimiento del primer centro comercial en la ciudad. Capitaneado por el hipermercado Carrefour, el CC Gran Vía pretendía abastecer la demanda de moda, ocio y alimentación del incipiente entorno residencial del Parque de las Avenidas. Desde entonces, cinco complejos comerciales han abierto sus puertas a los alicantinos: PanoramisVistahermosa, Puerta de AlicantePlaza Mar 2 e Isla de Corfú. Teniendo en cuenta el Anuario Económico de España 2010, elaborado por La Caixa, y los datos poblaciones del INE, Alicante tiene una media de 513 metros cuadrados de SBA (Superficie Bruta Alquilable) por cada mil habitantes, muy por encima de los 287 de media en la Comunidad Valenciana o los 323 en España. Estos resultados han puesto en tela de juicio el crecimiento comercial sostenible de la capital alicantina.

Leer más de esta entrada

Alicante: la ciudad inaccesible

MANUEL SERRANO

El Artículo 49 de la Constitución Española insta a los poderes públicos a facilitar la integración de los discapacitados. En términos urbanísticos, esta garantía se traduce en el logro de una accesibilidad universal en las ciudades, teniendo en cuenta la normativa al respecto. La revista Eroski Consumer ha seguido la evolución de la accesibilidad en las principales capitales españolas a través de estudios como los elaborados en 2007 o el más reciente en marzo de este año. En ambos casos, Alicante cosecha un suspenso que le sitúa a la cola de España en usabilidad para minusválidos.

Leer más de esta entrada

Manos ásperas

ESTEBAN ORDÓÑEZ/ CÉSAR PONCE

Los afectados por las expropiaciones de la Universidad Miguel Hernández de Elche consideran que el ayuntamiento ha regalado sus años de esfuerzo

La mano de Ángel Cecilia raspa como una corteza. Desde su metro sesenta de estatura inclina una sonrisa aún viva a pesar de las dificultades. Saluda con contundencia y sus dedos ásperos revelan el esfuerzo que asoma tras cada casa derruida para dejar espacio a la construcción de la Universidad Miguel Hernández de Elche. Trabajó “27 horas al día” para levantar un hogar y un negocio. Invirtió todo el dinero que ganaba, conectaba su jornada laboral con las obras de arreglo de la nave y la vivienda. “A las tres de la mañana terminaba y al día siguiente otra vez”, repite con orgullo. Pasó 29 años trabajando en el taller adosado a su vivienda. “Cuando conseguimos salir adelante, un hachazo, y todo al traste”.

Leer más de esta entrada

Un éxito abocado al fracaso

CÉSAR PONCE - REPORTAJE

35 habitaciones y 56 plazas de albergue “se integrarán en el paisaje de la Font Roja“. Darán forma a un hotel que “reinterpretará la variedad cromática del entorno a través de la geometrización de los troncos de los árboles, creando un efecto de trasparencia y privacidad”. A efectos prácticos se “potenciarán los servicios del parque, especialmente los relacionados con el turismo de naturaleza y el de congresos y conferencias de temática ambiental”. Así atisba el horizonte Fernando Modrego, el gerente de Proaguas, la empresa que debe hacer realidad el proyecto. Menos prometedor interpreta el panorama la campaña “La Font Roja també es nostra. Hotel fora del Parc Natural”. Según su presidente, Carlos Mansanet, se utiliza el prestigio del bosque alcoyano para lucro y medallita del gobierno. “No será un hotel al servicio del Parque, sino que el parque se utiliza al servicio del hotel”. Donde unos ven un éxito indudable otros auguran un fracaso rotundo. Dos formas de ver un porvenir, que hasta cierto punto se puede predecir. Leer más de esta entrada

La vida tras las rotondas

ESTEBAN ORDÓÑEZ/ CÉSAR PONCE. REPORTAJE

*El abandono político mantiene el Rodalet como zona de narcotráfico y delincuencia*

De once a once y cinco el mundo se arruina. En la cafetería Pan y Pasta de San Vicente, sube al coche como guía un vecino de El Rodalet. Aconseja la ventanilla adecuada para sacar fotos del callejón sin necesidad de bajar del vehículo, con la máquina cobijada. Queda atrás la rotonda poblada de comercios, el Citroën discurre por la ancha avenida donde Haygón parece dar sus últimos coletazos. Restaurantes y amplias aceras interrumpidas por un carril bici en que un corredor observa cómo un ciclista, ataviado de todos los complementos de seguridad, le adelanta. La salida de la siguiente rotonda abre una vía flanqueada por descampados y algún chalet más que aún parece ofrecer una vida confortable. “Gira a la derecha. A partir de aquí vamos más despacio y os explico”, sugiere El Guía. Pretende fotografiar la boca de la calleja de infraviviendas (más adentro es arriesgado acceder), pero un individuo espera detenido en su coche, y cambia de opinión.

Leer más de esta entrada

Arqueología humana

*El paradigma granadino de la desigualdad urbana*

ESTEBAN ORDÓÑEZ. REPORTAJE

El descubrimiento del yacimiento de la Alcudia (Elche) aclaró que enterrar a los muertos en casa no es una invención contemporánea. Los restos de las poblaciones íberas testimoniaron qué se hacía con los pequeños cuerpos que no habían podido siquiera iniciarse en la liturgia religiosa. Los padres abrían una fosa en la línea del muro de la casa donde colocaban al niño cubierto por tiestos de un ánfora rota o protegidos por piedras. La razón era sencilla, no tenían derecho mezclarse con los cadáveres de la necrópolis que consiguieron alimentarse de los dioses. Puede parecer exagerado, pero los no integrados se esconden aún dentro de casa, tras los chaflanes lisos o las farolas ribeteadas de las calles mayores. Antes los muertos eran muertos, no tenían culpa. Pero hoy la sepultura se adelanta, y resulta aceptable responsabilizar a los excluidos de su aislamiento. Así lo cree el profesor titular de Antropología Social de la Universidad de Granada, Paco Jiménez: “Es el cinismo de la ciudadanía. Convencerse de que el marginado se abandona y no acepta unas oportunidades igualitarias, aunque en realidad no hay mecanismos, puestos de trabajo…”.

Leer más de esta entrada