Encuestas del mes

El tren del mañana

Sergio Soler

Tal y como es noticia por estas fechas con el caso de la línea Madrid-Valencia, en pocos años, la revolución de la alta velocidad llegará también a Alicante, acortando considerablemente las distancias con la capital de España. Se trata, qué duda cabe, de un hecho cuyo impacto positivo es todavía difícilmente calculable. Sin embargo, además de la rentabilidad en términos turísticos (y, por ende, económicos) el mayor reto para la ciudad está en la propia transformación que exigen las obras del AVE. Tanto si se acaba cumpliendo el proyecto previsto -renovar la estación en su actual emplazamiento, pero con las vías soterradas-, como si se trasladara la terminal a una zona periférica, quedaría libre una gran parcela en pleno centro urbano, cuyo aprovechamiento resulta vital desde el punto de vista urbanístico.

Leer más de esta entrada

Bienvenidos a UrbAlacant

Comienza la andadura de esta nueva revista digital especializada en urbanismo humano.