“Echo de menos una idea de ciudad en el nuevo PGOU”

Javier Yáñez (derecha) en el estudio YES

MANUEL SERRANO

España posee una de las mejores canteras de arquitectos del mundo, reconocida a nivel internacional con multitud de premios. Javier Yáñez da fe de ello. Este joven arquitecto alicantino ha apostado por romper con el convencionalismo constructivo de los últimos años mediante proyectos como YES, el estudio que actualmente dirige. Sus ideas sobre urbanismo en Alicante giran en torno a la necesidad de crear una ciudad con identidad propia.

Pregunta.- Con motivo del taller Alacant AfterSun, en el que se invitaba a imaginar otra estampa urbana, escribió el artículo ‘Alicantes posibles’, donde exponía que apenas existe una relación entre el mar y la ciudad. ¿A qué se debe esta situación?

Respuesta.- Antiguamente, muchas ciudades daban la espalda al mar porque era malo por su humedad e insalubridad. En Valencia, la ciudad se abrió al mar con la Copa América y en Barcelona, con las Olimpiadas. En Alicante, sin embargo, la conexión es una carretera de cuatro carriles y un paseo de cinco metros, y el puerto o la vía del tren en algunos tramos. Un gran proyecto para Alicante sería resolver ese encuentro entre trama urbana y mar. Por ejemplo, mediante su unión con La Explanada.

P.- El proyecto que presentó su estudio al concurso Casa Mediterráneo intentaba reactivar esa relación…

R.- El Mediterráneo es una entidad social y cultural. La vida social de Alicante hace 40 años se desarrollaba en paseos como el del Postiguet o La Explanada. Por eso, entendíamos que el encuentro entre mar y tierra tenía que ser más intenso. Pensábamos meter el paseo marítimo dentro de la Casa del Mediterráneo y extender la experiencia del Mediterráneo más allá de La Explanada.

P.- ¿Genera ese encuentro entre mar y ciudad el proyecto ganador?

R.- El proyecto actual es interesante y brillante. Resuelve lo que le pedían, pero habla de sí mismo y no propone nada urbano, no establece relaciones con la ciudad.

P.- Otra ‘amistad’ en crisis es la que mantiene la ciudad con sus hitos. ¿Cómo retomarla?

R.- Los hitos en Alicante son las montañas y las estructuras defensivas. Ese tipo de sistemas urbanos se podrían extender. Por ejemplo, la geometría de las murallas podría bajar y colonizar la ciudad, creando entornos seguros o nuevas zonas de equipamiento. Así, se podrían compensar las deficiencias de cada barrio con espacios verdes, zonas deportivas…

P.- Las nuevas infraestructuras también se pueden aprovechar para crear ese tipo de espacios públicos, tal como plasmaron en la propuesta para las estaciones del TRAM

R.- En efecto, cada infraestructura podría llevar aparejadas otro tipo de instalaciones, para generar unos valores extra con el mismo dinero o un poco más. Por ejemplo, entre la estación del Mercado Central y la calle, se proyectó un auditorio, aprovechando el espacio que quedó libre.

P.- El último punto de su reflexión sobre las ‘Alicantes posibles’ se refería a las ‘microintervenciones’ como una forma de hacer ciudad. Una de estas actuaciones, el proyecto ‘Ecolinización urbana’, les valió el premio In Urbe 2010. ¿Es una manera de sensibilizar sobre la necesidad de arbolado y zonas verdes en la ciudad?

R.- El concurso reconocía esa situación evidente en Alicante. El propio Ayuntamiento consciente o inconscientemente se ha dado cuenta, pero se ha descontextualizado esta carencia con la colocación de maceteros, que no construyen ciudad ni interactúan con la gente. ‘Ecolinización urbana’ pretendía lograr una colonización de lo natural mediante unas colinas de gran masa vegetal que generasen espacio urbano.

Se ha descontextualizado

la carencia de zonas verdes

con la colocación de maceteros”

P.- A gran escala, la construcción de un parque central solucionaría en parte esa escasez…

R.- Los únicos espacios verdes que hay en el centro son las montañas, adonde no ha podido llegar la edificación. Sin embargo, están fuera de la trama urbana y son más difíciles de acceder. Además, sólo existe un parque urbano, Lo Morant, y está en las afueras. Se debería aprovechar el gran vacío que van a dejar las vías para ubicar un gran parque central urbano.

P.- El actual proyecto lo calificó como ‘anti-parque central’ en el blog La Mandorla. Este espacio en la red pretende divulgar una ‘arquitectura para todos los públicos’. ¿De qué puede hablar un arquitecto más allá de los planos?

R.- Realmente, muchos arquitectos hablan más que dibujan. Eso no es extraño, pero el problema viene cuando hablamos de una manera que no se entiende. La Mandorla pretende generar esa conexión que se ha perdido entre la ciudadanía y la arquitectura.

La Mandorla pretende generar

la conexión perdida entre la

ciudadanía y la arquitectura”

P.- El público también se puede pronunciar…

R.- Lo interesante de La Mandorla es que genera debate en el foro cuando los artículos son interesantes. No se trata de hablar de gustos, sino de posturas razonadas.

P.- Precisamente, los mecanismos de participación ciudadana en el PGOU han sido cuestionados por el PSPV, Esquerra Unida y Ecologistas en Acción, entre otros grupos, por ser insuficientes. ¿Cree que se debería promocionar más la intervención de los ciudadanos en este plan?

R.- El formato que se propone de participación ciudadana en los PGOU resulta farragoso, ya que a los políticos no les interesa en absoluto que la sociedad les incordie. Prefieren hacerlo todo de una tirada que en varias fases. Los mecanismos de participación deberían ser más apetecibles y accesibles; a través de la web, por ejemplo. Además, los periodos de alegaciones deberían generar debate sobre la ciudad. La Escuela de Arquitectura podría aprovechar para investigar y proponer temas que ayuden a Alicante.

P.- Comenta que los políticos no quieren que los ciudadanos les molesten. El despido de Lluís Cantallops como redactor del PGOU de Alicante es una prueba de que tampoco les interesa que los arquitectos trastoquen sus planes…

R.- Los políticos tienen sus ideas y destituyen a la gente que no las sigue. Esto por un lado es bueno, porque elegimos a los políticos por sus ideas, y de esta forma preservan la opinión de sus votantes. Sin embargo, resulta llamativo que no hagan caso a una persona competente, que da opiniones sobre el crecimiento de la ciudad basadas en datos y no en cuestiones políticas. Cuando uno tiene un problema legal, va al abogado y se fía de lo que le dice. Por el contrario, ante un problema de construcción o urbano, no se confía en el arquitecto. Ahí radica el problema de desconexión entre la arquitectura y la sociedad.

P.- ¿Le convence el nuevo PGOU?

R.- El equipo que lo ha elaborado es uno de los más competentes en gestión urbana del suelo. Es un plan continuista, que ha arreglado las fisuras producidas por las nuevas normativas. No obstante, echo de menos en el proyecto una idea de ciudad. No propone unas estrategias o un modelo urbanístico a seguir.

P.- ¿Existe alguna ciudad en el entorno de Alicante con un modelo bien definido?

R. El modelo de Benidorm es el más sostenible que hay en todo el Mediterráneo. La población que puede albergar en su espacio es mucho mayor que en toda la Marina Alta, donde predomina el modelo unifamiliar extensivo. De esta forma, se reducen a la mitad las instalaciones, el movimiento de transportes y el consumo energético; y es una ciudad con mucho espacio libre en el suelo.

El modelo urbano de Benidorm

es el más sostenible que hay en

todo el Mediterráneo”

P.- En Alicante, tal como expuso en su artículo ‘La ciudad fantasma’, queda poco espacio urbanizable y muchas viviendas vacías tras la ruptura de la burbuja inmobiliaria. ¿Qué se puede hacer con esas construcciones?

R.- Tenemos una ciudad construida que no vamos a ocupar. Sería interesante investigar de qué manera podemos intervenir sobre esos edificios: demolerlos, darles otros usos o hacer una restauración ambiental de paisajes pseudonaturales que se han urbanizado y ahora no hacen falta. En cualquier caso, hay que verlo como una oportunidad que no se puede dejar pasar, porque esas estructuras se podrían convertir en ruinas en unos años. Y, por supuesto, este crecimiento constructivo loco no tiene que repetirse nunca más.

Anuncios

One Response to “Echo de menos una idea de ciudad en el nuevo PGOU”

  1. Pingback: “El Ayuntamiento no ha hecho un esfuerzo didáctico por explicar el PGOU” « UrbAlacant

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: